Cuando llevar un coche al desguace

Un coche se considera siniestro cuando es más cara la reparación de la avería que sufre que el propio coche. No son muchos los coches en estado de siniestro total que son reparados, todo lo contrario hay sitios en los que se hacen cargo de ello, basta con poner en el buscador las palabras clave coche siniestro desguace y seguramente te aparezca una amplia lista de desguaces a los que recurrir para dejar tu coche siniestrado. No es necesario que con tu coche sufras un accidente muy aparatoso en el que se quede para la chatarra para que sea considerado siniestro.

Un coche que tiene un valor en el mercado de pongamos seis mil euros al que hay que realizar le una inversión de unos tres o cuatro mil porque se ha estropeados el motor, el embrague y la caja de cambios al mismo tiempo, ese coche es un coche siniestro, nadie lo arreglaría, ese coche será vendido al desguace para que se le saquen la piezas que todavía se pueden aprovechar y de este modo es mas rentable para todos.

Si te ves en la situación en la que tu coche se ha estropeado irremediablemente no te lo pienses, llévalo al desguace, a no ser que sea un coche nuevo o le tengas un cariño especial donde más rendimiento le vas a sacar es allí, no te darán mucho por él pero valdrá para piezas que otras personas usaran en sus coches, será como una donación altruista de órganos, piezas para que otras personas puedan arreglar sus coche por poco dinero.

Una de las cosas buenas que tienen los desguaces es que sus precios son asequibles para cualquier bolsillo, allí se puede encontrar todo lo que se necesita por el menor precio, una ayuda en estos tiempos de crisis en los que menos nos sobra es el dinero, estos tiempos tan duros que nos están haciendo escoger prioridades, algo que antes no hacíamos, teníamos de todo y no nos importaba su precio, ahora miramos todo mucho más, tenemos en cuanta el gasto que nos suponen las averías de los coches, tenemos en cuenta que no temeos dinero para arreglos y la verdad es que la visita a los desguaces nos ayuda a mantener la economía del hogar sin sufrir muchos altibajos, algo que es necesario cuando no nos queda más remedio que arreglar el coche.