¿Por qué comprar una sociedad mercantil ya constituida?

Cuando se trata de comprar una sociedad surgen muchísimas dudas, sobre todo si va a ser beneficioso o si una trampa en la que tu inversión se irá al caño. Por eso, en esta oportunidad, vamos a responderte algunas de las dudas más comunes para que sepas a lo que te enfrentas.

¿Quién puede comprar una sociedad mercantil?

Esta modalidad de compra es ideal para empresarios o personas que sean emprendedores y que no deseen pasar semanas en diversos trámites legales que gastarán una buena parte de tu presupuesto inicial.

También es muy cómodo para pensar que quieran iniciar de inmediato a trabajar, ya que en un promedio de 6 a 24 horas luego de la compra se puede iniciar el trabajo.

¿Cuándo debo comprar sociedades mercantiles ya constituidas?

  • Cuando requieras hacer operaciones de un día para otro.
  • Si todo lo que deseas es el anonimato, esta clase de compra es lo mejor que puedes hacer, sobre todo como método de estrategia para no revelar a la competencia cuáles son tus servicios o productos.
  • Para evitar tener que realizar una inversión social que implique desembolsar parte de tu capital social.
  • Una de las grandes ventajas de comprar esta clase de sociedades es que evitarás pasar horas o días perdiendo el tiempo en conseguir el nombre correcto de tu sociedad, ya que no debes olvidar que no es lo mismo el nombre de la sociedad y otra el nombre de la marca o el comercial.

¿Quién podrá ser administrador o socio de dicha sociedad limitada?

Mientras que sea mayor de edad y no se halle legalmente incapacitado, cualquier persona sea física o jurídica puede ser el administrador o socio al comprar una sociedad ya constituida.

¿Cuál es el trámite indispensable para poder comenzar a trabajar con la nueva sociedad?

Ya sea la persona autorizada o el nuevo administrador, una vez sea comprada y adquirida la sociedad ya constituida, todo lo que se debe hacer es la declaración de inicio de actividad ante el Ministerio de Hacienda, mencionado el nombramiento de una nueva administración y por supuesto, del cambio de domicilio social.

¿Se debe desplazar el comprador de la sociedad constituida?

Sí y no.

Deja que te expliquemos: a través de un poder notariado de otorgamiento de escrituras para la compraventa en participaciones un tercero podrá encargarse. Eso sí, el coste de dicho poder debe ser pagado por el cliente de forma directa.

Pero no, porque casi siempre es necesario que el administrador, para aceptar su cargo, asista de forma presencial a la notaría.

Ahora que ya sabes todo esto ¿te animarías a comprar una sociedad ya constituida? Y si ya lo has hecho ¿qué tal te ha ido? ¡coméntanos tu experiencia!