¿Es posible crear una red social?

Solemos  hablar de tener autoridad en las cosas cuando hablamos de blogging. El término autoridad en este mundo es saber  de lo que se está hablando. Aparte del conocimiento, como una profesional se  debe informar correctamente a la gente que visitar nuestro blog o página Web. De esta manera, empezarás a ganar  confianza y fidelidad en la comunidad que tienes puesta en marcha y en otras  comunidades por el boca a boca. Una de las mejores maneras de potenciar una comunidad  es crear una red social enfocada como nicho. ¿Por qué deberíamos de hacer esto?  Una de las principales razones es que es más fácil crear una comunidad  alrededor de una red social popular. De todos modos, también dependen tus metas  y compromisos.

Todos  sabemos que existen redes sociales que ya están en funcionamiento, y aunque hay  métodos para ganar dinero con ellas, tiene ciertas limitaciones. Por un lado, no eres realmente el dueño de tu contenido.  Si tienes un plan a largo plazo, siempre es mejor tener mayor control sobre el  contenido y personalizarlo según lo necesitas. Como se ha dicho, es más difícil monetizar una red social que no es nuestra. Tener una red  social propia puede ser muy beneficioso cuando se trata de tener  usuarios relevantes, ya que toda la red es relevante y se comparte un interés  común.

De  todos modos, antes de dar el salto a crear una red social, es importante saber  algunas de las verdades que esto supone. Mantener una red de este tipo puede  ser una tarea bastante pesada y tediosa. Está claro que incorporar una red  social en tu blog beneficiará a tu comunidad al  proveer de espacio a tus miembros y donde pueden colaborar de forma  interactiva, lo cual es visible al público. Esto ayudará también a conseguir  opiniones de otros miembros. El beneficio para ti es que puedes hacer crecer  considerablemente tu blog y ayudar a que los productos que vendes o la  publicidad que tienes de más ingresos.

De  todos modos y al igual que los foros, no se debe poner en marcha una red social  sin tener ya un tráfico determinado a tu blog. A nadie le gusta hablar consigo mismo en una de estas redes, por lo que primero  hay que tener una estrategia de tráfico. No se trata de tener miles y miles de  visitas, pero al menos debería ser un tráfico interesante. En este punto, mucha  gente tiene que decidir si quiere poner en marcha un foro o una red social. La  forma en que la gente se comunica cambia continuamente día tras día. Si has  pensado en crear una comunidad online, tienes varias opciones. Hay algunas cosas  que ambas cosas comparten: En un foro convencional, puedes crear hilos, empezar discusiones y hacer comentarios sobre ello,       aunque no se pueden crear grupos basado en intereses y actividades. Los mensajes privados son algo que tienen los foros y las redes sociales. El poder compartir contenido multimedia es muy importante hoy en día, y esto ya nos lo garantiza el software de los foros existentes. También una red social nos permite hacer esto.

La gran  diferencia es que los foros están centrados en contenido a día de hoy encontramos desde deportes hasta de cerraduras, pero las redes  sociales están más centradas en intereses personales de los miembros, y ayuda  al miembro registrado organizar cosas alrededor de sus relaciones e intereses.  Por lo tanto, analizar las herramientas disponibles es algo importante. De todos  modos, antes de dar el salto con las herramientas, es mejor entender quién es  tu comunidad, como usan las tecnologías sociales para conectarse y las  colaboraciones que hacen. Dicho esto, en la siguiente parte del artículo,  hablaremos de una herramienta para tu blog que te ayudará a poner en marcha una  red social. Lo puedes ver pulsando aquí.